Voces de la interseccionalidad

Verónica Álvarez, Betty Gabriela Rodríguez, Alhelí Partida, Yuly Campiño, Pamela Molina, Daniel Sumalavia, Daniel Picado & Victoria Romero


Hace un poco más de 30 años, Kimberlé Crenshaw hizo referencia por primera vez al concepto de “interseccionalidad”, definiéndolo como “la forma compleja y acumulativa en la que los múltiples efectos de diferentes formas de discriminación (como el racismo, el sexismo y el clasismo) se combinan, sobrepasan o se cruzan, especialmente en las experiencias de individuos o grupos marginados.”


Esta definición deja en evidencia que todas las personas tenemos experiencias diferentes cuando interactuamos con el día a día de la política, la economía y la sociedad. Para muchos, es un concepto difícil de comprender. Se trata de ponernos en los zapatos de los demás, escuchar con atención y empatía sobre experiencias que nunca hemos vivido, y que muchas veces, debido a nuestro propio privilegio, nunca las vamos a experimentar.


A medida que se ha desarrollado el camino a la equidad de género, nos damos cuenta de que muchas voces se están quedando atrás. Por lo cual, nos parece importante visibilizar la interseccionalidad. En Amazona Foundation, le pedimos a 6 activistas que explicaran la interseccionalidad a nuestra comunidad en un solo párrafo, de forma tal de que su realidad sea conocida por personas distintas a sus acostumbrados compañeros de lucha y que todos compartieran este espacio común. Recibimos contribuciones valiosas de cada una de las personas que participaron y hemos incorporado un párrafo que compila citas textuales de sus aportes. Los textos íntegros se encuentran disponibles, previa solicitud a nuestro correo contact@amazonafoundation.com.



INTRODUCCIÓN A LA INTERSECCIONALIDAD


Alhelí Partida, abogada mexicana, maestría en derecho internacional y organizaciones internacionales.


“Más allá de las definiciones académicas (…) para mí la interseccionalidad es una corriente de pensamiento que nos empuja a reflexionar de manera global en la realidad de una persona (…) es el filtro a través del cual podemos ver a una persona y comprender que su existencia ha estado marcada por más de un elemento. Es una parte esencial del proceso que nos lleva a comprender que los humanos somos complejos. Que somos personas y no personajes y que no estamos definidas solamente por una característica o condición. Con este análisis no busco añadir un sinfín de etiquetas a cada persona creyendo que con ellas lograré definirla, al contrario. Para mí, reconocer todos los aspectos – privilegios o vulnerabilidades- de alguien me invitan a verla como un universo: complejo, profundo, pero sobre todo único. Yo soy mujer, sí, pero también soy migrante, abogada, mestiza, cisgénero y miles de cosas más. Poniéndolo en términos muy simples, algunas de estas características han hecho que mi camino sea más “fácil” y otras han puesto obstáculos o dificultades en mi vida, pero mi caso es único, tan único como mi persona y no puede ser abordado desde solamente un ángulo. A mí la interseccionalidad me sirve para reconocer mis privilegios y entender que no soy el centro de cada discusión. También me sirve para alzar la voz cuando la persona enfrente de mi busca desdibujar mis batallas. Me enseña que las generalizaciones son caricaturas del humano, no son realidades y que jamás debo pretender que sé más de la situación de una persona que ella misma.”


FEMINISMO NEGRO


Yuly Campiño, abogada colombiana, LLM en derecho internacional y derechos humanos.


“(…) ¿qué sucede cuando además de ser mujeres en una sociedad machista, también existen otros atributos que endurecen la inequidad de género? A través de [la teoría de] la interseccionalidad podemos entender la diversidad, nos conectamos con otras formas de opresión y comprendemos las experiencias de vida de las mujeres desde la heterogeneidad. (…) las mujeres negras (…) experimentamos nuestra condición de mujeres de forma diferente debido a nuestra raza. Nuestras ancestras negras fueron esclavizadas, obligadas a trabajar en las plantaciones, violadas por sus amos, además de que no se les reconocía su condición de mujeres ni madres. (…) Para comprender la realidad que hoy vivimos las mujeres racializadas es importante comprender nuestra historia, porque tal como lo dijo Audre Lorde “no hay como una lucha de un sólo problema porque no vivimos vidas de un sólo problema”. Históricamente, en las luchas de poder siempre existe un sujeto que domina, mientras que otro es dominado, y en el caso colombiano las mujeres negras terminamos siendo dominadas, marginalizadas, violentadas física y emocionalmente, y además, hemos sido desplazadas de nuestros territorios para llegar a enfrentarnos al racismo, sexismo, abandono y menosprecio de un Estado clasista. Es por todo ello que, las invito a que comprendan que reconocer la diversidad alimenta la solidaridad entre nosotras y fortalece nuestras luchas.”


PERSONAS CON DISCAPACIDAD


Pamela Molina, especialista en derechos humanos chilena, máster en discapacidad y desarrollo humano.


“¿qué significa [la interseccionalidad] en el ámbito de la discapacidad? Que las personas con discapacidad no nos definimos por las situaciones discapacitantes que restringen nuestro desarrollo, expresión, desenvolvimiento y participación en la sociedad. Esas son características que se nos imponen contextual e históricamente, pero que no nos definen en tanto seres humanos. Las personas con discapacidad somos también mujeres, niñas, migrantes, pertenecientes a pueblos indígenas, afrodescendientes, del colectivo LGTBIQ, y otras múltiples identidades posibles, que resultan invisibilizadas por la sociedad cuando se nos impone solamente definirnos por una condición discapacitante. La mayor discriminación y exclusión ocurre cuando omitimos o invisibilizamos la intersección, o cuando forzamos a las personas a elegir sólo una de sus múltiples identidades como dominante (…). Lo cierto es que todas nuestras identidades coexisten indivisiblemente, y ninguna es más importante que la otra, y todas juntas impactan la calidad de vida, de inclusión y de ejercicio de derechos en la sociedad. Si priorizamos un aspecto sobre el otro, seguimos construyendo estructuras históricas de desigualdad, opresión y exclusión. (…) Por ejemplo: las políticas públicas para prevenir y eliminar la violencia de género no son accesibles para mujeres y niñas con discapacidad. A estas últimas se les suele visibilizar como asexuadas y están entre las mayores víctimas de la violencia doméstica en todas sus formas, pero las estadísticas y datos que se recogen no son desglosados por la variable discapacidad (…).”


PUEBLOS INDÍGENAS


Daniel Sumalavia, abogado peruano, LLM en estudios legales internacionales, especialización en derecho internacional ambiental.


“(…) la interseccionalidad es un ejercicio permanente que requiere humildad y empatía. Humildad porque es fundamental entender cuáles son nuestros propios privilegios y opresiones, y asumir que ese contexto cultural, étnico, social, económico, etc. impacta cómo percibimos a las otras personas y los distintos grupos humanos (…). Y empatía, porque sabiendo cuáles son esas muchas capas que nos componen, puede ayudarnos a entender un poco mejor a la otra persona o grupo. Mi trabajo con pueblos indígenas me enseñó a entender lo insuficiente que son estas categorías generales que desde nuestra cultura “occidental hegemónica” (dominación de la sociedad, culturalmente diversa, por una clase dominante que toma como norma cultural aceptada, válida, universal y dominante a la occidental) hemos construido. Lo poco que alcanza incluso el concepto de “pueblos indígenas” para englobar una diversidad y complejidad de lenguas, culturas y sus propios esquemas de opresión y privilegios. (…) considero el enfoque interseccional como una herramienta fundamental en dos niveles, primero desde la comprensión de nuestro propio esquema de privilegios, desde una cultura “hegemónica”, principalmente urbana, en la que se ha minimizado sistemáticamente a los pueblos indígenas y su diversidad cultural, para poder comprender que sesgos tenemos que deconstruir. Y partiendo de esa deconstrucción, segundo, poder aproximarnos a la inmensa riqueza y complejidad de los pueblos indígenas (…) así como, los propios esquemas de privilegios y opresiones que ocurren al interior de cada pueblo y las transformaciones que se están llevando a cabo actualmente. (…)."


COMUNIDAD LGBTIQ+


Daniel Picado, licenciado en salud pública venezolano, activista LGBTIQ, fundador de País Plural.


“La interseccionalidad para mí es como una tizana, tiene varias frutas que la constituyen. (…) Tal cual pasa con nosotros los seres humanos, somos la unión de varias frutas, por ejemplo: los valores, el género, el nivel social, la cultura que expresamos, la educación que recibimos, la religión, nuestra orientación sexual, nuestra nacionalidad y otras muchas más. (…) cada uno de nosotros somos eso, la suma de todas esas dimensiones que comprenden nuestra vida, hábitos y costumbres. Nos ayudan a conocernos, relacionarnos y entendernos entre nosotros, los humanos según estatus o roles socialmente construidos. Ahora, es importante resaltar acá unas dimensiones claves, como, por ejemplo: la orientación sexual, la identidad de género y otras características sexuales. ¿Y por qué? Porque debemos saber si por estas razones: ser mujer, ser homosexual, bisexual y/o trans, somos víctimas de la injusticia y la desigualdad (…) La discriminación es real, se siente y se vive: en las familias, vecindarios, escuelas, trabajos, centros de salud, instituciones, en la vida. (…) Somos personas con capacidad de idear, crear e innovar. Sumar (…) a personas de la comunidad LGBTIQ+ en los procesos de análisis, debate y toma decisiones es un paso imperioso que debemos dar para enriquecer la forma en cómo el poder transforma las vidas de los más necesitados. Cada quien siendo una tizana (humano) pero con diferentes cantidades de frutas (interseccionalidades). Que, en vez de separarnos, aprendamos a generar puentes que nos conecten.”



COLECTIVIZAR EL FEMINISMO INTERSECCIONAL


Victoria Romero, internacionalista venezolana, activista feminista, creadora del Método WOM.


La interseccionalidad es una categoría de análisis dentro de muchos movimientos sociales, con especial énfasis en el movimiento feminista que destaca las distintas vulnerabilidades que tiene una persona (…) Esa es una categoría que va creando “desventajas” (…) de acuerdo con su propia condición según un imaginario colectivo. Un ejemplo más fácil de asumir sería colocar la “vulnerabilidad” como un saco y por cada uno, se te va sumando uno en el costado como una carga: si eres una mujer, ya tienes el primer saco, si eres mujer y negra, tienes dos, si eres mujer negra y lesbiana, tienes tres, si eres una mujer negra, lesbiana y de bajos recursos totalizan 4 sacos encima de vulnerabilidades que reforzarán las barreras de la discriminación en razón del género añadiendo otros factores que complejizan la problemática en cada uno de los casos (etnia, orientación sexual, clase social, etc.) (…)


¿Quieres contribuir a nuestra misión y sumar tu voz a nuestra organización? Contáctanos por nuestra página web www.amazonafoundation.com queremos conocerte para seguir ampliando y diversificando nuestra comunidad.


Ilustración de p.nitas* ARTivista y ciberARTivista feminista

0 vistas
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon

© 2018 by Amazona Foundation