• contact578971

Divorciarse y Poner el Contador a Cero junto a Heluz Sánchez y María Jesús Herrero

Betty Gabriela Rodríguez

Recientemente, tuve el gusto de conocer el trabajo de Heluz Sánchez y María Jesús Herrero, ambas fundadoras del podcast Pon el Contador a Cero. En él acompañan a sus primeros suscriptores a empezar de nuevo, luego de una separación o de un divorcio. Heluz y María Jesús se dieron cuenta de la necesidad que existe de brindar una visión 360 que ayude a transitar a las personas este cierre de ciclo. Por eso, proponen a sus seguidoras usar esta oportunidad para mejorar la relación consigo misma porque, después de todo, el primer comienzo no es con una nueva pareja, sino contigo.

El podcast se estrenó este 24 de mayo y su 3er episodio ya está por salir. Si bien, las herramientas que brindan son ideales para quienes estamos pasando por algunos de estos procesos, su contenido también puede beneficiar a quienes están considerando tomar la decisión, ya que cada episodio está lleno de información valiosísima sobre cómo transitar esa ruptura de manera más amable, más sana y más eficiente.


Pero ¿quiénes son ellas?


Heluz Sánchez es abogada, locutora y coach; y María Jesús es abogada, especialista en mediación familiar. Ambas son unas comunicadoras natas, madres y han vivido esta experiencia en carne propia; eso sí, de formas muy diferentes porque como sabemos, cada proceso es único.


Cuéntenme ¿cómo nació la idea del podcast?


Maria Jesús: Desde que empecé a ejercer la abogacía, he trabajado con temas de familia. En un divorcio, con frecuencia me encuentro con clientes que comparten información personal que trasciende de lo eminentemente legal, expresando en detalle lo que están viviendo e incluso, revelando intimidades de su matrimonio. Siempre he pensado que los clientes necesitan mucho más apoyo y acompañamiento lo que yo puedo ofrecerles como abogada.


Heluz: Maria Jesús pensó en mí para una vacante de asistente legal en su despacho y durante la conversación, me comentó su idea de hacer el podcast. No sé ni porqué me lo propuso, porque la verdad es que no éramos amigas en esa época, pero recuerdo que no pude dejar de pensar en su propuesta durante todo el fin de semana. Me encantó la idea de ayudar a otras mujeres con herramientas concretas, porque yo misma viví una separación muy larga y muy dura. Además siento que todavía en pleno siglo XXI hay muchos prejuicios y tabúes en torno a este tema.


¿Por qué ese nombre? ¿A qué se refieren exactamente con ese reinicio de conteo?


Las dos somos de la idea que cuando te divorcias o separas, muchas cosas empiezan de cero: dejas atrás hábitos y costumbres con esa persona, debes resetear tus emociones, reconfigurar tus finanzas, reorganizar tu hogar, tu vida… Es como que dices: “me separé, ¡ajá! ¡¿y ahora qué?!” Entonces, toca empezar a reorganizar todo, incluyendo tu mente. Básicamente, poner el contador a cero es empezar a trabajar en ti y en mejorar la relación contigo misma, porque una separación trae consigo una oportunidad de hacer introspección y tomar consciencia de muchas cosas.


El nombre nace de una canción bellísima que se llama “vivir” de Estopa y Rozalén. Escuchen la letra y verán porqué lo escogimos. Es una canción que habla de un nuevo comienzo después de haber sufrido un golpe duro de la vida.


¿Este es un podcast solo para mujeres divorciadas o que se están divorciando? ¿A quién lo recomendarían? ¿Qué tipo de contenido podemos encontrar en él?


Sí, es principalmente para ellas, pero también lo recomendaríamos a todas las personas, especialmente a quienes estén pensando en tomar esa decisión. Además, hay mujeres que aunque están divorciadas, no han superado el divorcio. En este podcast hablamos de todo lo que conlleva una separación: del duelo, de los patrones que venimos arrastrando desde niñas (familiares, culturales, sociales, etc.), de porqué ocurren las separaciones, de cómo manejar esta situación cuando hay niños y de herramientas que pueden ayudar a pasar este momento de una forma más sana, y con algo de suerte, más rápidamente. El podcast también busca normalizar las separaciones, ayudar a entender que es más factible que una relación se acabe a que dure para toda la vida, que las personas evolucionan, que cambian y que por ende, las relaciones también; y que lo importante es que estemos preparadas emocionalmente para afrontarlo como afrontamos cualquier cambio de nuestra vida. No quiere decir que no duela, quiere decir que podemos quitarle estigma y que más bien, podemos abrazar la posibilidad de trabajar en nosotras mismas, en nuestro crecimiento personal, en nuestras sombras y en amarnos más.


¿Qué las motivó a hacer este podcast? ¿Ustedes también son divorciadas?


Heluz: Sí, yo soy separada y tengo un hijo de 17 años. A mí me motiva demasiado la idea de ofrecer aquellas herramientas que yo no tuve a mi disposición cuando me separé. Este proceso me enseñó tanto a golpes que me encantaría que muchas mujeres lo aprovechen para su propio crecimiento y especialmente, para que no elijan el camino del sufrimiento, como lo hice yo por mucho tiempo. Siempre lo digo “ Tú no puedes evitar que alguien te haga daño y que eso te duela; pero definitivamente, el sufrimiento es opcional”. Es increíble cómo puedes empoderarte y poner el contador a cero en tu vida para empezar desde un mejor lugar cuando no te quedas en el sufrimiento.


María Jesus: Sí, yo soy divorciada y también soy mamá. Efectivamente, cuando pasas por la experiencia, te das cuenta de que hacen falta muchas herramientas para poder transitarla de la mejor manera posible. En mi caso, tengo dos niños pequeños, por lo que la gestión de la separación y hacerlo de la mejor manera posible, va mucho más allá que la separación de la pareja.


¿Existen divorcios « amistosos »? Si es así, ¿de qué dependen? ¿con qué frecuencia se presentan?


Heluz: De esto te puede hablar mejor María Jesús. La verdad es que cuando yo me separé, no fue nada amistoso. De hecho fue una separación inmadura y un poco tormentosa, pero con el pasar de los años -y la madurez-, hoy en día puedo decir que mi ex es mi amigo y somos un equipo con un fin común: el bienestar de nuestro hijo. Yo me atrevería a decir que la mayoría no son amistosos, pero creo que va a depender 1. De las circunstancias o motivos por las cuáles se están divorciando, 2. De las herramientas emocionales y la madurez que tenga cada uno.


María Jesús: Sí, existen divorcios amistosos y en mi caso, lo fue.

Para mí, depende en mayor medida de cómo haya sido el matrimonio, de cómo terminó y sobre todo, de si tienes claro qué quieres para ti y para tus hijos -en el caso de que los haya-. Yo me casé muy joven, vivimos muchas cosas juntos, hoy por hoy, nos tenemos mucho cariño y eso no se desaparece solo porque la relación de pareja se haya roto. Además, nuestra prioridad es que nuestros hijos sigan viendo que somos una familia y aunque fue duro para todos y obviamente hemos tenido altibajos, tener claras las prioridades, ayuda a gestionar las emociones de forma que proteja ese objetivo común que es el bienestar de nuestros hijos. En mi opinión, es determinante también la forma en la que acaba la relación, si hay situaciones de violencia física o psicológica, infidelidades o problemas económicos importantes, se hace más difícil tener una separación amistosa.


¿Todas las personas que se divorcian entran en un duelo terrible?


Depende de las circunstancias. Si una persona es maltratada o está cansada de vivir en una relación tóxica, tal vez no viva un duelo terrible. A las mujeres nos juega mucho en contra el hecho de que nos enseñaron a idealizar las relaciones. Entonces, muchas veces sales de una relación que te hacía daño y en vez de agradecerlo, vives un duelo terrible porque sientes nostalgia o dolor por aquello que no fue y que además, no iba a ser nunca porque solo era posible en tu mente. También están las personas que viven el pre-duelo, es decir, antes de terminar la relación y que sin darse cuenta, cuando llega la ruptura oficial, ya el duelo lo habían en compañía del otro y no les duele tanto.


¿Qué recomendaciones podrían darle a las personas que están pasando por un proceso de divorcio?

  1. Retomaríamos una de las recomendaciones que nos dio el psicólogo César Landaeta en el Episodio 2 sobre el duelo: llorar y llorar, al mejor estilo de la ranchera.

  2. A parte de llorar, la terapia siempre será un excelente recurso.

  3. Una de las cosas más importantes es vivir el proceso sin auto-flagelarse, es decir, siendo my críticos y duros con nosotros mismos. Para eso, es mejor no pensar en el ¿por qué? sino en el ¿para qué?

  4. También es clave dejar de mirar al otro y condenarlo por lo que hizo y dejó de hacer. Aquí lo importante es volver a poner la mirada en nosotras, como protagonistas de nuestras historias y tal y como hemos dicho anteriormente, empezar a trabajarte tú porque esto es la base de todo lo demás.

¿Y a las personas que están casadas o en una relación estable ¿qué les dirían?


Que en el podcast también trataremos temas de interés para ellos, porque también se puede poner el contador a cero dentro de una relación, precisamente para mejorarla y no para terminarla. Si bien es cierto que nuestro foco central está en aquellas mujeres donde ya no hay vuelta atrás y que se sienten mal por estar viviendo esa situación; no es menos cierto que, el contenido también puede ser útil para quienes están en una relación.

¿Qué podemos esperar en esta primera temporada del podcast?


Queremos que las mujeres separadas no se sientan solas, que se sientan identificadas y que sepan que si trabajan en amarse, en convertirse en su prioridad, llegará el momento en que miren hacia atrás y agradezcan que todo esto que les ha pasado.


¿Qué sueños tienen para o con el podcast?

El podcast en sí mismo es un sueño hecho realidad para nosotras, pero este sueño es grande: estamos trabajando en nuestra página web y en nuestro primer taller. Queremos que el podcast sea una ventana para hablar de este tema tan común; pero a la vez tan tabú. Queremos ofrecer una plataforma integral donde podamos brindar herramientas de todo tipo a estas maravillosas mujeres. Soñamos con que Erika De La Vega nos entreviste en su podcast y también con estar en la lista de los primeros 25 podcast en español… Así de grande es nuestro sueño.

Si pudieran compartir en una sola frase su lección más grande en su proceso de separación y todo lo que han aprendido en el podcast…. ¿Cuál sería?


“Salir de la posición de víctima” Cuando te ves a ti misma como “víctima de” te debilitas y deja la puerta abierta al sufrimiento. Así mismo, las etiquetas de víctima y verdugo no benefician a ninguna de la partes y por lo tanto, dificulta el proceso de separación. En cambio cuando sales de esa postura, te abres a la posibilidad de empoderarte, de elegir salir adelante, aceptando la experiencia desde el aprendizaje.


Para conocer un poco más de Heluz y María Jesús, estén muy atentas a las redes sociales porque anunciaremos un instagram live juntas y un encuentro virtual vía ClubHouse. Pueden escuchar el podcast y contactarlas a través de las siguientes plataformas:

  • Youtube, Spotify, Google podcasts: Pon el contador a Cero

  • Instagram: @PonelcontadoraCero

  • Twitter: @Elcontadoracero



55 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo